Taludes Can Bosqué

  • Basic CMYK
  • Basic CMYK

El proyecto se sitúa en la zona anexa de la carretera Nacional  N-II denominada “Taludes de Can Bosqué” con una superficie aproximada de 5.105m2 . La actuación busca mejorar el carácter ornamental de este acceso a la ciudad de Igualada y dar las soluciones técnicas necesarias para conseguir la mejora de los taludes actuales.

La zona de actuación se trata de un área con fuertes cambios de pendiente. Para la consolidación de los taludes y la mejora de la pendiente en los puntos necesarios se propone como solución constructiva la utilización de muros de gaviones. Estos elementos son de fácil instalación y su construcción es muy sencilla puesto que permite la utilización de medios mecánicos y no necesitan una cimentación a la hora de construirlos. En los tramos sin tanta dificultad topográfica, no se realizan cambios sustanciales sobre los perfiles  pero se aporta tierra de calidad a la superficie para facilitar y favorecer la viabilidad de las plantaciones previstas.

El agua de lluvia procedente tanto de la carretera como de los taludes se dirige a una cuneta vegetal de infiltración, y se almacena temporalmente, hasta que se infiltra o en caso de grandes episodios de lluvia se conduce siguiendo la pendiente longitudinal natural del carretera hacia el punto de saneamiento existente en el punto bajo. Las ventajas de la cuneta verde: su construcción es sencilla, el coste de mantenimiento es bajo y tiene un alto valor ecológico. Además aporta a este ámbito una imagen agradable y natural gracias al recorrido sinuoso con las zonas de retención y las plantaciones anexas.

Las especies elegidas se caracterizan por su adaptación a las condiciones particulares de este entorno, tienen unas bajas necesidades de mantenimiento, una alta tolerancia a la falta de agua y son resistentes a las bajas temperaturas de acuerdo con el rigor climático de la zona. En la parte alta de los taludes se propone plantar arbustos de porte medio, mientras que el ámbito inferior de la cuneta está compuesto por arbustos de porte bajo. Para vegetar las áreas del talud que no está previsto plantar, así como las cunetas se aplicará una hidrosiembra con semillas adaptadas las condiciones particulares de este ámbito. Se propone la implementación de franjas vegetales formando bermas para asegurar el buen crecimiento y la fácil gestión de la vegetación. Estas bermas de plantación siguen las curvas de nivel existentes en el perfil actual del talud para una mejor implementación paisajística y una intervención más sencilla y económica.

Con la intervención propuesta se consigue una obra paisajística de calidad, con un alto rigor económico y unas necesidades de mantenimiento muy bajas.

 

<< volver a proyectos públicos

Comments are Disabled